Descripció Fox

FOX

No sabemos cuándo nació, pero sí cuando lo conocimos.

Fue el 12 de julio de 2013, en Riudoms. En una caminata popular de un atardecer de verano, al borde del camino había dos cachorritos abandonados en un rincón. Probablemente puestos allí por alguien a propósito con la esperanza de que algún caminante no se pudiese resistir y los recogiera.

Y así fue. Tres niñas de 13 años se los encontraron y se los llevaron a su casa.

Y, cuando Alba los vio, enseguida se encaprichó del más inquieto y travieso, el que tenía las puntas de las patitas blancas y una mancha blanca en el pecho. Y él, al verla a ella, le ladró como diciendo: “Eh! ¡Soy yo, estoy aquí y quiero ir contigo!”

fox petit 2

Alba y Carlos le llamaron Fox. Y, según el veterinario, tenía aproximadamente 2 meses de vida.

A partir de ese momento se hicieron inseparables.

Fox crecía y crecía lleno de vitalidad y energía, con su característica más destacada: ladraba para llamar la atención y hacerse querer.

Alba, viendo que Fox necesitaba quemar toda aquella energía para estar más tranquilo, descubrió que el deporte del canicrós les podía ayudar. Y así es cómo se introdujeron en ese deporte, en el que perro y corredor forman equipo como iguales.

foto entreno

Cada tarde, al salir del trabajo, Alba recogía a su Fox y juntos se iban a entrenar a la riera de Riudoms, donde podían practicar su deporte cómodamente. Sin tráfico, y apenas sin gente.

¡Corrían y corrían y casi volaban!!!! Y, al llegar a casa, Fox caía rendido y todos descansaban mejor.

Fox tumbado

Cada día que pasaba, Alba y Fox estaban más compenetrados y preparados. Así que por fin se decidieron a participar en competiciones de canicrós. Y empezaron a ganar premios.

Fox era todo un campeón. Un perro hecho para correr. Tenía potencia, energía y, sobretodo, una gran complicidad con Alba. Era el compañero perfecto. El amigo ideal. Juntos formaban un gran equipo. Y así fu siempre, hasta el final.

Foto Podi

Alba y Fox no solo corrían. Tenían, además, una vida llena de felicidad y alegría.

Junto con Carlos, recorrieron medio mundo en una furgoneta comprada a propósito para poder viajar juntos. Visitaron montañas y ciudades: como París, la Alsacia francesa, recorrieron toda Noruega hasta llegar a Cabo Norte, recorriendo toda Francia, Alemania, Dinamarca, Suecia y Finlandia… Dinamarca, Suècia i Finlàndia,.

Alba y Carlos dieron a Fox la mejor vida que aquel cachorro abandonado podía haber tenido.

Facebook
Instagram
es_ESEspañol
caCatalà es_ESEspañol
Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies